Welcome to ShopCanarias.es   Click to listen highlighted text! Welcome to ShopCanarias.es

Cómo hacer un huerto ecológico en el campo

Girasol con abeja y el huerto ecológico al fondo
Girasol con abeja y el huerto ecológico al fondo

¿Por qué cultivar un huerto ecológico?

Después de haber hecho un huerto ecológico en casa, lo que llaman huerto urbano, y que aún mantenemos después de muchos años, decidimos dar el siguiente paso, que era cultivar un huerto ecológico en el campo, en el que llevamos ya cinco meses.

Teníamos la duda de si crecerían mejor y de forma continua, las verduras que salían sólo una vez en nuestro huerto urbano tales y como; las habichuelas, el pepino, el calabacín, los rábanos, etc. En definitiva teníamos ganas de experimentar y de aprender sobre agricultura ecológica.

Actualmente mantenemos en el huerto urbano; pimientos, tomates, fresas, chayote, apio, albahaca, menta, salvia, hierba huerto, perejil, poleo, boldo y cilantro. Al final añado enlace a un artículo de cómo plantar un huerto urbano.

Aparte, tenemos unos frutales en casa para que vayan creciendo y pasando los años antes de trasplantar a un huerto ecológico para que den frutos; manzano, naranjo, parchita, y mango. Los tres primeros los compramos ya con frutos pequeños, y el mango lo germinamos de una semilla de mango ecológico que nos comimos.

Suponíamos que la tierra de verdad, en sustitución de los substratos y otras mezclas del huerto urbano, tendría más nutrientes. También entendíamos que al tener más tierra que la que cabe en un huerto urbano, las raíces harían crecer más a la planta y a su fruto. Además, en el campo, el huerto recibe todas las horas de sol del día, que no es el caso donde vivimos, especialmente en invierno. Y por último, queríamos plantar todas las verduras y frutas de temporada, para reemplazar la recolecta en el huerto, por la compra semanal en la tienda de frutas y verduras ecológicas.

A la vez, pensamos cómo hacer un huerto ecológico implicando al niño, para seguir educándole en hábitos saludables y alimenticios, y para motivarle a que comiera más verduras, ya que si él mismo plantaba las verduras, las regaba, y las recolectaba, entonces querría comérselas. Incluso, usó guantes y herramientas de jardín infantiles; carretilla, rastrillo, pala, etc., pero debo decir que come las mismas verduras que antes, crudas o cocinadas. Después de la novedad de los primeros días, se aburre y se pone a cavar o a podar aquello que ve seco.

Así que a continuación les contamos nuestra experiencia de cómo hacer un huerto ecológico en el campo; desde la fase de búsqueda, hasta la fase de recolecta.

El huerto ecológico el 21 de enero
El huerto ecológico el 21 de enero

Búsqueda de un huerto ecológico

Nos pusimos a buscar por internet, priorizando los terrenos más cercanos a nuestra casa, para contaminar lo menos posible con nuestros trayectos.

Los precios de venta de las fincas rústicas en nuestra zona son o muy elevados, con desequilibrios en la relación euros / metros cuadrados, o pertenecientes a terrenos demasiado grandes para la explotación comercial. Al margen de esto, hay que añadir el gasto en algunos casos, de vallar la finca, invertir en infraestructura para llevar agua al huerto (algunas fincas rústicas son de secano), etc. Finalmente es muy difícil averiguar si los vecinos cultivan de forma ecológica, porque por ejemplo si un vecino sulfata su finca, esparce el sulfato a un kilómetro alrededor de su perímetro.

Como buscábamos un huerto para abastecer a una familia, pasamos a buscar por internet huertos ecológicos para alquilar. Necesitábamos que tuviera acceso al agua, que estuviera vallado, que los vecinos cultivaran de manera ecológica, que tuviera herramientas de mano disponibles, que estuviera lo más lejos posible de la carretera, que nos pillara de camino a casa o al colegio, e idealmente que fuera un terreno llano (en Canarias son comunes los huertos en bancales en las laderas).

No lo llegamos a encontrar por internet en nuestra zona con las condiciones que queríamos. Después de un año aproximadamente, un padre del colegio de nuestro hijo nos puso en contacto con una persona que alquilaba huertos ecológicos con los requisitos que necesitábamos.

Lo fuimos a ver de camino a casa y nos encantó. Una parcela de 75 metros cuadrados aproximadamente, con cuatro vecinos de huerto ecológicos, vallado, con terreno llano, con acceso al agua, con herramientas de mano, a unos 500 metros de una carretera comarcal, y dentro de un camino privado.

Diseño del huerto ecológico

El diseño del huerto ecológico ya estaba definido, con varios bancales elevados sujetos con losetas de cerámica, y otros a ras de suelo con separaciones de madera. La configuración es irregular, y desaprovecha un poco el espacio para cultivar. Tiene una zona para que las plantas reciban menos horas de sol, y estén más protegidas del viento, y otra al revés.

Abajo muestro un pequeño vídeo del huerto recién cultivado, aún sin cubrir de paja, y etiquetado con las semillas ecológicas que plantamos.

Huerto ecológico recién cultivado

Lo que mejoraría, si encontrara un huerto ecológico sin diseñar, es hacer el menor número posible de calles para transitar con un ancho suficiente para ponerse de rodillas sin pisar lo que esté cultivado, hacer coincidir la orientación de las calles al punto de acceso al agua (si no instalamos regadío), y hacer doce bancales o parcelas rectangulares y alargadas, de no más de un metro de ancho, con los objetivos de; aprovechar al máximo el espacio disponible, de que sea práctico para regar y quitar malas hierbas, y con el fin de recolectar de manera mensual.

Esto es, en vez de tener un bancal por ejemplo sólo con pepinos, la idea es tener un bancal con las verduras y aromáticas de temporada que vaya a recolectar cada mes. De esta manera, voy sembrando mensualmente en un bancal o parcela diferente, y aunque el tiempo de recolección es distinto entre verduras, todos los meses recolecto el mismo tipo de verdura, pero de un bancal o parcela diferente. Claro está que esto no lo puedo hacer con las verduras que trepan como la calabaza o el pepino.

Dejamos un lateral del huerto para hacer un pequeño valle transversal donde poner las malas hierbas, y el resto de deshechos naturales del huerto, para que se vayan secando y descomponiendo.

En lo que respecta a dónde plantamos las verduras, adjunto dos planos, con distribución aproximada. El primero cuando plantamos las semillas ecológicas que encontramos en los viveros, el segundo cuando plantamos las papas o patatas de semilla, y cuando sembramos las plántulas (plantas que ya empezaron a crecer y que tienen sus primeras hojas).

Lo hicimos pensando en el tipo de planta, el tamaño del bancal o parcela, y en la combinación de plantas y flores con las que conviven mejor, aunque el resultado en todos los casos no fue tan acertado.

Abajo muestro el plano de la primera siembra con las semillas ecológicas que encontramos, excepto el pimiento y la fresa que las llevamos desde el huerto urbano de casa al huerto en el campo para trasplantarlas, y excepto las semillas de chayota y luffa cuyas semillas germinamos en casa.

Plano de la primera siembra con semillas ecológicas
Plano de la primera siembra con semillas ecológicas

Las berenjenas, las coles, la lavanda, el romero, alguna caléndula, y el orégano canadiense ya estaban en el huerto cuando llegamos.

Planta de la berenjena del huerto ecológico
Planta de la berenjena del huerto ecológico

Realizamos la segunda siembra con papas o patatas de semilla que plantamos en los primeros días de noviembre, y las plantamos enteras. Nunca conseguimos papas ecológicas. De paso aprovechamos para sembrar plántulas no ecológicas de col kale.

Ahora muestro el plano de la tercera siembra en los primeros días de diciembre con plántulas normales, porque no las encontramos ecológicas;

plano segunda y tercera siembra
Plano de la segunda y tercera siembra con plántulas

Cuánto tiempo invertir en el huerto ecológico

El horario que llevo haciendo 5 meses, los días que voy al huerto, es de 8:45 am después de dejar al niño en el colegio, a 12:00 am cuando el sol ☀ ya está en lo más alto, porque incluso en invierno el sol quema en Canarias si el cielo está despejado.

Teniendo en cuenta que le pusimos tres fardos de paja al huerto para retener la humedad y ahorrar agua, si no llueve, tengo que ir a regar con una secuencia de; un día sí, y dos días no. Gracias a las lluvias ☔ , nos hemos ahorrado esta tarea por lo menos una decenas de veces. Otros días voy a quitar mala hierba, a guiar con hilo las plantas que trepan como el tomate 🍅 y/o a recolectar.

Tomates verdes del huerto ecológico
Tomates verdes del huerto ecológico

Durante las Navidades, sólo fuimos al huerto dos veces a recolectar, y cuando volví después de quince días, había tanta mala hierba y estaba tan alta, que tardé dos días en quitarlas de las calles, y una semana más para quitarlas de raíz de la parte cultivada del huerto.

De no ser por este hecho, que no he vuelto a repetir, no es necesario ir todos los días al huerto, pero al ser ecológico, cuanto más vayas más fácil será quitar la mala hierba de raíz, porque si usas una desbrozadora sólo vas a darle más fuerza a las raíces. Dedicándole una hora cada día a un huerto de estos metros cuadrados, lo tendremos en perfecto estado.

Cuándo sembrar en el huerto ecológico

Nosotros tuvimos la suerte de sembrar en otoño, en los primeros días de octubre, estación en la que puedes plantar casi todo, y lo hicimos con semillas ecológicas.

En los primeros días de noviembre sembramos las papas de semilla enteras (patatas), aunque no eran ecológicas, porque nunca las llegamos a encontrar. A la par sembramos plántulas de col kale.

Platanera y papas o patatas del huerto ecológico
Platanera y papas o patatas del huerto ecológico

La tercera ronda de siembra la hicimos en los primeros días de diciembre, con plántulas de temporada que no encontramos ecológicas. Lo ideal, si hubiese dispuesto de más metros de huerto, hubiese sido sembrar todos los meses con plántulas.

Los frutales no los conseguimos ecológicos, así que los que compramos y los trasplantamos en casa para que vayan creciendo.

Tiempos de recolección

En lo concerniente a los tiempos de recolección, añado dos listas; una por orden de recolección, y otra por orden alfabético.

Ordenada por tiempos de recolección, de la más temprana a la más tardía;

PRODUCTORECOLECTA
rábanos1 mes
albahaca1 ó 2 meses
calabacín1 ó 2 meses
pepino1 ó 2 meses
zanahoria1 ó 2 meses
berros2 meses
brócoli2 meses
lechuga2 meses
acelga2 ó 3 meses
apio2 ó 3 meses
berenjena2 ó 3 meses
cilantro2 ó 3 meses
coliflor2 ó 3 meses
espinacas2 ó 3 meses
millo o maíz2 ó 3 meses
perejil2 ó 3 meses
pimiento2 ó 3 meses
tomate2 ó 3 meses
remolacha3 ó 4 meses
ajo3 ó 5 meses
calabaza4 meses
cebolla4 meses
col kale4 meses
chayota4 ó 5 meses
papas o patatas5 ó 6 meses
puerro5 ó 6 meses
alcachofa6 ó 7 meses

Aprovecho para comentar que estos tiempos de recolección se han ralentizado en todos los casos exceptuando al tiempo de recolecta de los rábanos. Creo que es debido a que es un huerto ecológico, y a que usamos diatomea y fertilizante ecológico sólo al sembrar.

También es verdad que en algunos espacios la tierra es arcillosa, que cuando llueve se convierte en un barrizal, y que cuando se seca se pone duro como una piedra, ralentizando el crecimiento de la planta.

Y ahora añado la lista con los tiempos de recolección, pero ordenado alfabéticamente por el nombre de la verdura 🥒 ;

PRODUCTORECOLECTA
acelga2 ó 3 meses
ajo3 ó 5 meses
albahaca1 ó 2 meses
alcachofa6 ó 7 meses
apio2 ó 3 meses
berenjena2 ó 3 meses
berros2 meses
brócoli2 meses
calabacín1 ó 2 meses
calabaza4 meses
cebolla4 meses
chayota4 ó 5 meses
cilantro2 ó 3 meses
col kale4 meses
coliflor2 ó 3 meses
espinacas2 ó 3 meses
lechuga2 meses
millo o maíz2 ó 3 meses
papas o patatas5 ó 6 meses
pepino1 ó 2 meses
perejil2 ó 3 meses
pimiento2 ó 3 meses
puerro5 ó 6 meses
rábanos1 mes
remolacha3 ó 4 meses
tomate2 ó 3 meses
zanahoria1 ó 2 meses

Cómo saber cuándo recolectar en el huerto ecológico

En la fase de recolecta, cada verdura tiene su forma de evidenciarlo. Las hojas de las papas o patatas, y las zanahorias deben estar amarillas. Igualmente lo deben estar las barbas de la piña de millo o maíz, que además mostrarán ya la flor del mismo color amarillento.

La cebolla, el ajo y el puerro tendrán unas hojas espigadas y alargadas, con un verde intenso y un tallo grueso.

A continuación se muestran las hojas amarillas de la papa o patata, en comparación con otras hojas verdes de la misma planta. Cuando escarbamos para recolectar las papas o patatas, encontramos una capa superior, esta vez con cuatro papas, y debajo una capa inferior con otras dos papas.

Mostramos el ajo y la cebolla ya recolectados, donde se pueden ver también el color y tamaño de las hojas.

El rábano y la remolacha asomarán fuera de la tierra, a pesar de que pueden seguir creciendo.

La alcachofa tendrá unas hojas enormes, y veremos el fruto en el medio. Y el brócoli y la coliflor también muestran su fruto en el medio de hojas más pequeñas.

Obviamente veremos el fruto de los pimientos rojos, las calabazas anaranjadas, los tomates rojos, las berenjenas negras, las fresas rojas, los plátanos amarillos (aunque los puedes recolectar verdes ya que se maduran fuera de la planta), y el pepino y el calabacín verdes y gruesos.

De forma similar detectaremos el tamaño adecuado de las hojas de la lechuga, la col kale, el apio, la acelga, la espinaca, la col, la albahaca, el perejil, el orégano y el cilantro.

Resultado de las recolectas

Resultado de la primera recolecta

De la primera remesa, creció todo lo que plantamos menos; la acelga, la espinaca, el berro, el brócoli, el puerro, el apio, las judías (que se las comieron los ratones entre otras verduras), la luffa, la chayota o chayote, y el pimiento que se secó aunque lo trasplantamos con fruto. La albahaca después de cinco meses parece que coge fuerza.

albahaca creciendo de semilla ecológica
Albahaca creciendo de semilla ecológica

La solución ecológica para los ratones debería haber sido llevar un gato 🐱 al huerto, pero al contrario llevaron un cachorro de perro pastor de cabras. Así y todo algunos ratones cogió.

hueco en la paja hecho por ratones
Hueco en la paja hecho por ratones

Las zanahorias 🥕 aunque crecen, lo hacen muy despacio, por no decir lentas como una tortuga 🐢 . Llevan cinco meses creciendo y las cultivamos en bancal elevado, pero cuando las recolecto parecen zanahorias baby.

Zanahorias de semilla ecológica después de cinco meses cultivadas en bancal elevado en el huerto ecológico
Zanahorias de semilla ecológica después de cinco meses cultivadas en bancal elevado en el huerto ecológico

Aparte, las fresas que trasplantamos en el huerto salieron cuatro meses más tarde, y eso que la llevamos desde casa con fruto.

Fresas del huerto ecológico
Fresas del huerto ecológico

Resultado de la segunda recolecta

De la segunda remesa están saliendo las papas o patatas, y llevamos un par de meses recolectando la col kale. De la tercera remesa, creció todo lo que plantamos menos las habichuelas, porque creo que se las volvieron a comer los ratones. No obstante, el apio y el brócoli 🥦 parece que crecen a cámara lenta.

De las plántulas de brócoli, pasado un mes, trasplanté 5 de ellas a la ubicación donde nunca crecieron los puerros de semilla ecológica. Sorprendentemente, la plántula que más ha crecido es la que recibe menos horas de sol, y la que dispone de menor volumen de tierra, al lado de las alcachofas.

Planta de la alcachofa del huerto ecológico
Brócoli al lado de la alcachofa en el huerto ecológico

Dinero invertido en el huerto ecológico

Acerca de la inversión económica, calculo casi 500€ en cinco meses, por lo que con un gasto de unos 100€ mensuales podemos sembrar cada mes nuevas semillas ecológicas o plántulas.

No incluyo el gasto de gasolina, porque el huerto ecológico está de camino entre el colegio y nuestra casa, y porque aparco cerca de la carretera.

Añado en la tabla siguiente el desglose del gasto total;

CONCEPTOeuros%
alquiler (62€/mes)31063%
paja122%
diatomea102%
azufradora para diatomea51%
semillas ecológicas337%
papas de semilla61%
plántulas418%
frutales459%
pulverizador20%
guantes92%
hilo grueso10%
tijeras de podar71%
rastrillo pequeño de mano41%
regadera71%
total492 

Consejos y trucos para el huerto ecológico

Para abonar

Primero que nada, nos recomendaron el uso de diatomea que es un producto ecológico de algas, para desinfectar la tierra y como abono. Lo usamos sólo la primera vez que sembramos una planta. Nos aconsejaron comprar una azufrera, para esparcir poca cantidad de diatomea y distribuirla de manera homogénea en la tierra. Si no se consigue una azufrera, entonces podemos usar la “alcachofa” de la regadera para hacerlo (la parte por donde sale el agua).

En el huerto urbano en casa hemos usado guano ecológico de ave para abonar, sólo en la primera siembra. Y en el huerto en el campo, nos regalaron virutas de fertilizante ecológico para acompañar a la diatomea al sembrar (sólo unas cuantas virutas por planta y de nuevo sólo la primera vez).

La idea es que no estemos abonando continuamente la tierra, aunque he visto documentales de abono continuo con deshechos de madera bio tratada para bosques comestibles. Opino que la naturaleza debe actuar por su cuenta y en su justa medida, a pesar de que nosotros influyamos en ello poniendo por ejemplo un poco de abono al sembrar, y poniendo flores como la lavanda y caléndula entre las plantas, que sirven para polinizar.

Otro ejemplo de abono puntual es la plantación de girasoles, que abonan la tierra, antes de ser cosechada. Es una forma de maximizar los beneficios del barbecho.

Y por supuesto se pueden usar otros abonos orgánicos como;

  • lombricom posta,
  • composta,
  • bocashi,
  • biol,
  • abono verde,
  • estiércol, etc.

Simbiosis de verduras y flores para proteger y polinizar

Aparte, nos enseñaron a sembrar plantas aromáticas y flores 💐 con las verduras, porque algunas ayudan a polinizar como el cilantro y el orégano (nosotros tenemos plantado el canadiense que es carnoso), otras ayudan a espantar los bichos con su olor, otras a abonar la tierra, etc.

Tenemos lavanda al lado de las alcachofas y de las remolachas, caléndula al lado de la coliflor y en varios sitios más, girasol 🌻 al lado de las calabazas y del pepino, romero al lado de los rábanos, menta al lado de las fresas, y ajos y perejil ecológicos por todas partes.

Remolachas del huerto ecológico
Remolachas del huerto ecológico con lavanda, orégano y tagetes alrededor

Un ejemplo de esto, es que nos ha ido fenomenal plantar ajo, perejil y cebolla junto con los tomates, que están sanos. Si bien en otras partes del huerto nos hemos encontrado ejemplares de chinche Arlequín, chinche Nezara, y enfermedad de la mancha foliar en las coles.

Otras plantas polinizadoras que podemos usar son;

  • cosmos,
  • zinnia,
  • aster,
  • amapola,
  • alyssum,
  • borraja,
  • equinácea,
  • salvia,
  • topinambur,
  • tomillo,
  • hinojo,
  • azafrán, etc.

Un truco para saber que tu huerto está sano y permanece ecológico es ver bichos, mariposas, abejas, grillos, ortigas, mariquitas, etc. Todo lo que podamos aprender en cursos de permacultura nos será útil en este sentido.

Cómo regar el huerto y mantener la tierra húmeda

El truco que nos enseñaron para regar es abrir la boquilla de la manguera poco a poco hasta que se ve un arcoiris 🌈 , lanzando agua casi pulverizada, y regar rápido en zigzag, pero pasando varias veces por el mismo sitio y cambiando la orientación del zigzag.

La primera vez que se siembra, hay que regar poco pero durante cinco días seguidos, empapando la tierra pero sin encharcar.

Al ser un huerto de alquiler decidimos no invertir en riego por goteo, y regar con manguera, pero cuando sólo podemos ir uno de nosotros, llegó a ser una tarea tan complicada cuando las plantas crecieron, que para evitar el riesgo de segar o destrozar las plantas con la manguera, hemos llegado a regar a mano con regadera. Con dos personas, una persona vigila que la manguera no arrase con nada, y la otra puede concentrarse en regar.

La paja está bien para retener la humedad y ahorrar agua, pero alrededor de plantas aromáticas se convierte en una tortura para quitar las malas hierbas de raíz. Ahora sólo tengo paja alrededor de las plantas grandes como el calabacín, el hinojo, el apio, la remolacha, etc.

Huerto ecológico recién cubierto de paja y etiquetado el 19 de octubre de 2021 vista desde la izquierda
Huerto ecológico recién cubierto de paja y etiquetado el 19 de octubre

La primera vez que se riega después de poner la paja, hay que hacerlo como si fuera llovizna o el sereno de la noche, para que la paja se asiente.

Una vecina de huerto probó poner cartón encima de los rábanos, en vez de poner paja, pero las hojas de los rábanos no encontraban el sol y no crecieron. Al parecer es mejor poner el cartón, una vez la planta ya haya crecido un poco. Además ayudará a que crezca menos mala hierba, aunque no la podremos ver a menos que quitemos el cartón. En mi caso, cuando levanté el cartón después de tres días, salieron un montón de gusanos de la humedad.

usando cartón en el huerto ecológico
Usando cartón en vez de paja en el huerto ecológico

Se nos pudrieron varias calabazas y puede que haya sido por la forma de regar, así que nos enseñaron a buscar el principio de la raíz de la calabaza 🎃 para regar sólo en los “pies” de la planta, y dejar el resto seco.

Calabaza del huerto ecológico
Calabaza del huerto ecológico

Etiqueta dónde vas a sembrar cada verdura

Es aconsejable etiquetar lo que se planta con el nombre de la verdura, concretamente cuando se plantan semillas, para saber qué es lo que debe estar creciendo en ese lugar, y con el objetivo de identificar mejor las malas hierbas. Está claro que dicha señalización debe ser resistente al agua.

Nosotros aprovechamos unos tubos que teníamos para reciclar ♻, metimos en el tubo palos de madera de helados reciclados, escribimos el nombre de la verdura en un papel que recortamos y tapamos con cinta adhesiva, pegamos esta etiqueta al palo, y clavamos el tubo en las esquinas de los bancales. Si siembras con semillas, puedes aprovechar el nombre que aparece en el sobre para recortarlo.

Etiqueta del nombre de la verdura en el huerto ecológico
Etiqueta del nombre de la verdura aprovechando parte del sobre de las semillas en el huerto ecológico

Quita las malas hierbas de raíz

Cuanto antes quites las malas hierbas, más fácil salen porque tienen raíces más débiles y menos profundas, especialmente la malva común, cuyas raíces pueden ser iguales al ancho de un dedo y con más de dos palmos de profundidad. Cuanto antes las quites menos plantas te cargas alrededor intentando quitar las malas hierbas de raíz, sobre todo las que se enredan. Aclaro que la malva no es una mala hierba, pero es una especie invasora, al igual que la espinaca silvestre.

Un vecino nos confirmó que las cabras y las ovejas se comen las malas hierbas de raíz. Así que puede ser un intercambio beneficioso para ambas partes. En unos días los animales limpian de mala hierba y abonan el huerto, y el pastor alimenta a sus animales de forma segura. Al parecer, dependiendo del tipo de mala hierba, para que los animales no sufran de diarrea, se les pone pienso para compensar la dieta.

Asegura la separación entre plantas al sembrar

Otro consejo es pensar bien donde vamos a plantar antes de hacerlo. En el transcurso de estas siembras, he trasplantado el brócoli que sembré en plántula, porque no tenían suficiente espacio entre ellas. E igualmente trasplanté una rúcula que salió de la nada, porque estaba muy pegada a la albahaca, pero se secó después de trasplantada.

Es útil plantar con la separación mínima de una mano entre semillas o plántulas, para localizar más rápido las malas hierbas, o lo que no quieres que crezca en ese sitio. Por ejemplo, donde plantamos los berros de semilla que nunca salieron, por azar, después de unos meses se llenó de espinacas silvestres, que en este caso si dejamos que se desarrollaran.

Cuanta más separación dejes entre semillas y plántulas mejor, excepto en las plantas de hojas y tallos pequeños o espigados. En los paquetes de semillas ecológicas aconsejan una distancia mínima, pero para las plántulas hay que aprovecharse de la experiencia. Por ejemplo;

  • para las acelgas, espinacas, papas, fresas y col kale, hacen falta al menos dos palmos de separación entre plántulas.
  • Para la coliflor, calabacín y brócoli 🥦 hacen falta al menos tres palmos de separación entre plántulas.
  • Para la alcachofa, col, lavanda y orégano canadiense se necesita por lo menos 1 metro de separación.
  • Para el pepino 🥒 , las berenjenas 🍆 y las calabazas 🎃 hacen falta metros.
  • Y lo mismo para el tomate 🍅 salvo que se pillen a tiempo los tallos para guiar hacia lo alto con cuerda y con cañas, porque de lo contrario hay que dejarlos crecer a ras de suelo y ocupan bastante espacio. Si no pillamos los tallos a tiempo para guiarlos, y han crecido y/o tienen flor, e intentamos manipularlos, nos cargaremos las ramas y/o las flores.

Investiga las plantas antes de eliminarlas

Como no encontramos cabras ni ovejas para hacer el trabajo, fuimos investigando el aspecto de las hojas antes de quitar aquello que no habíamos plantado. Para investigar mirábamos imágenes en internet, y para orientarnos usamos algunas apps de plantas.

Gracias a ello y a la naturaleza hemos disfrutado de plantas que salieron de la nada; rúcula, nabo, hinojo, espinacas silvestres, etc.

Consejo de zanahorias

Sembré cuarenta plántulas de zanahorias 🥕 a la vez,

Zanahorias de plántula del huerto ecológico
Zanahorias de plántula del huerto ecológico

pero en este caso concreto, nos las hemos comido pequeñas, medianas y grandes, pero chatas, deformadas, o con la punta enroscada, seguramente debido a que no “soltamos” la tierra lo suficiente. Teníamos que haber tamizado la tierra antes de plantarlas.

Consejo de coles

En el caso de las coles enfermas, las corté con un serrucho dejando sólo el tronco. Después de unas semanas, las hojas empiezan a brotar de nuevo;

Hojas de col roja brotando después de quitar la parte enferma en el huerto ecológico
Hojas de col roja brotando después de quitar la parte enferma en el huerto ecológico

En casa, una pócima que nos ha funcionado para detener el ataque a las plantas es la infusión de ajo. Y nos han confirmado que también funciona con otros remedios naturales como leche fermentada.

Lo que sí le funciona a una vecina es poner una malla mosquitera encima de las coles, ya que de esa manera las mariposas no pueden depositar sus huevos, e impide la proliferación de orugas.

malla mosquitera cubriendo las coles en el huerto ecológico
Malla mosquitera cubriendo las coles en el huerto ecológico

Otros consejos útiles

Antes de alquilar o comprar un huerto, sería ideal hacer un análisis de laboratorio de muestras de tierra, para saber lo que nos vamos a encontrar. Nosotros no lo hicimos, e intuimos que el/la anterior huerter@ cultivó verduras que agotaron el suelo en algunos bancales.

Al plantar demasiados rábanos, y recolectarlos espaciados en el tiempo, se hinchan y se estallan, dejando una grieta, que a veces aprovechan los bichos para entrar, por lo que no debemos plantar más de lo que vamos a comer cuando los vayamos a recolectar.

rábanos agrietados del huerto ecológico
Rábanos agrietados del huerto ecológico, el de la derecha sano, y el de la izquierda invadido

El chayote o la chayota es mejor germinarla entera. En el huerto planté dos semillas germinadas y con tallo, pero no salieron. Sin embargo, en casa germiné el fruto entero durante más de un mes, en la oscuridad y al fresco, y cuando el tallo salió de la verdura un palmo, la trasplanté y ya están saliendo las hojas. Ver foto en el enlace al final al huerto urbano.

En su día no me di cuenta, y tenía que haber plantado la calabaza y el pepino pegadas a la valla para que treparan. Ahora nos cuesta un montón gestionarlas a ras de suelo.

Si no se dispone de un coche 4×4 para bajar al huerto, para cargar por ejemplo fardos de paja, hace falta alquilar o pedir prestada una carretilla. Igualmente podemos pedir prestada puntualmente otras herramientas manuales.

Reflexionando acerca de bancales y regadío

La verdad es que no percibo la diferencia de los beneficios entre cultivar a ras de suelo, y cultivar en bancales elevados. Algunas verduras han crecido más a ras de suelo que en los bancales elevados, y otras han crecido más en los bancales elevados que a ras de suelo.

Otra cosa que no me termina de convencer, es la practicidad de sembrar en bancales elevados. Consume tiempo instalar y mantener estos bancales, aunque es mejor para la espalda al quitar malas hierbas, y es mejor para retener la tierra que tamizas para cultivar, por ejemplo las zanahorias que necesitan una tierra suelta. Y ciertamente no percibo que los bancales elevados retengan el agua o la humedad, más que la tierra a ras de suelo.

Una vecina de huerto tiene instalado regadío por goteo, aprovechando al máximo el tiempo que ella está en el huerto haciendo otras tareas, y optimizando el consumo de agua. Sin embargo, me da la sensación de que tienes que supeditar el espacio donde cultivas, para que coincida con los huecos que tienen las tuberías, no siendo muy flexible para cambiar de planta, para trasplantar, para aumentar la separación entre plantas, etc.

Fuentes de información oficiales para el huerto ecológico

A continuación dejo datos de contacto de organismos oficiales que informan, forman y asesoran sobre agricultura en Tenerife;

  • Consejería Insular de Agricultura del Cabildo de Tenerife (página oficial del gobierno de la isla de Tenerife); www.agrocabildo.org .
  • Agencia Agraria (página oficial) del Ayuntamiento de La Orotava; agricultura@villadelaorotava.org .

Conclusiones

Al final he de decir que hemos ganado en salud, porque no siempre podía encontrar donde comprar todas las verduras ecológicas de temporada, por ejemplo las chayotas o chayotes. Al tener el huerto ecológico hemos comido más verduras 🥗 , más variedad de ellas, y con un olor y sabor más intenso. También me acostumbré a comer las hojas de las verduras, como por ejemplo las hojas de los rábanos, el nabo, la remolacha, el hinojo, etc.

Sin embargo no ha sido rentable económicamente hablando, porque al no plantar frutales en el huerto ecológico, debido a que tendríamos que esperar años para que den fruto, y teniendo que comprar la fruta además de pagar el huerto, lo que nos hemos ahorrado en la compra de verduras ecológicas, no ha compensado los gastos ocasionados en cultivarlos.

Esperamos que este artículo haya sido útil, y deseamos que te anime a probar y a experimentar el cultivo de tus propias verduras y frutas ecológicas en casa o en el campo.

¿No tienes terraza, ni balcón, ni azotea, ni solana, ni jardín, ni huerto?, pues explora el cultivo hidropónico.

Muchas gracias por la visita, y ¡ hasta pronto ! .

Click to listen highlighted text!